MOTIVOS PARA ACUDIR A UN PSICÓLOGO:

​Una psicoterapia nos puede ser útil no sólo para el tratamiento de un trastorno del estado de ánimo, un trastorno de ansiedad o un trastorno de la personalidad sino en otras muchas ocasiones.  Existen pequeñas dificultades con las que nos hemos acostumbrado a vivir, pero que nos complican mucho el día a día, afectando así nuestra felicidad, nuestro bienestar o nuestro éxito social o laboral.  

No son trastornos psicológicos, pero pueden llegar a afectar profundamente nuestra CALIDAD DE VIDA.

​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
​​​​​​​​​

​​Diez ejemplos de situaciones en las que nos podemos beneficiar de la ayuda de un psicólogo:

1. Cuando no somos capaces de sentirnos bien con nosotros mismos, porque estamos llenos de emociones negativas como la tristeza, la ansiedad, el miedo, la culpa o el enfado.

 

2. Cuando no sabemos decir que no y no nos atrevemos a defender nuestros derechos por miedo a que los demás se enfaden con nosotros.

3. Cuando siempre necesitamos la ayuda de los demás y establecemos una relación de dependencia con ellos.

 

4. Cuando ya no disfrutamos con nada.

 

5. Cuando no nos podemos librar de pensamientos catastróficos y obsesivos.

 

6. Cuando no conseguimos controlar algún hábito que nos perjudica.

 

7. Cuando no conseguimos superar el duelo por un ser querido o por la ruptura traumática de una relación sentimental.

8. Cuando estamos inmersos en una crisis vital.

 

9. Cuando tenemos una sensación de vacío.

 

10. Cuando nos falta autoestima.

​​¿Por qué no intentarlo de nuevo?​

Normalmente nos unimos a una pareja para ser más felices.  Solemos buscar a la persona que nos comprenda, que nos trate bien, que comparta alegrías y problemas con nosotros, que nos apoye y que nos aporte estabilidad.  Sin embargo, a veces pasado un tiempo, esta expectativa se ve frustrada.  Es entonces, cuando entramos en una crisis de pareja.​​​​

¿Qué podemos esperar de una terapia de pareja?

 

1.​ Mejorar la comunicación, aprendiendo a escuchar activamente y a prestar atención a lo que dice el otro.

2. Llegar a identificar los patrones de comportamiento que desencadenan los conflictos.

3.​ Encontrar nuevas formas más adaptativas a la hora de resolver situaciones problemáticas y conflictos.

* ATENCIÓN:​​

Para que se cumpla el objetivo de la terapia con éxito, ante todo es importante que ambas partes reconozcan una cierta responsabilidad del problema, ya que sólo así tendrá sentido iniciar un tratamiento.

​Falta de cariño
Perdida de respeto uno por el otro
Celos infundados
Infidelidad
Relación de dependencia
Perdida de ilusión
Clima de convivencia deteriorado por hostilidad
Expectativas diferentes
Incomunicación, incomprensión

 

TERAPIA DE PAREJA

TERAPIA FAMILIAR

¿Qué es?

Es una disciplina terapéutica que aborda el tratamiento de la familia en su conjunto.  Es especialmente útil en los casos que el problema que pueda presentar un miembro de la familia esté afectando indirectamente también al resto de familiares.  Produciendo determinados cambios dentro del grupo, mejorará la situación para todos ellos.

 

 

Objetivos:

1. Mejorar el funcionamiento de la familia a diferentes niveles

2. Aumentar la comprensión mutua y el apoyo emocional entre los miembros de la misma.

3. Desarrollar estrategias de afrontamiento y habilidades de resolución de problemas ante diferentes situaciones difíciles de la vida.​

¿Cuando es aconsejable una psicoterapia familiar?

1. Cuando un miembro de la familia presenta una enfermedad de salud mental, física o crónica.

2. Cuando se trabaja con niños y adolescentes.

3. Cuando uno de los miembros abusa del alcohol o de las drogas.

4. Cuando existen problemas matrimoniales o en el caso de una separación conflictiva.

5. Cuando se está en la fase de adaptación en el caso de adopciones.

6. Después de una experiencia traumática como la pérdida o el duelo.​​

© 2020 Dagmar Hofert

Dagmar Hofert

Psicóloga sanitaria col. nº 11699

(+34) 651 88 11 66

dhofert@centremedicalella.com

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram