• Dagmar Hofert, Psicóloga

¿QUÉ ES MEJOR, EDUCAR DE FORMA TRADICIONAL O SER MÁS LIBERAL?

Esta es una pregunta que muchos padres se hacen y en ocasiones hasta les cuesta ponerse de acuerdo. En las generaciones anteriores, el rol de los padres estaba probablemente más claro que hoy en día y esto lo hacía más fácil. En muchas familias, el estilo educativo que se aplicaba, lo podríamos calificar de autoritario.

Como reacción a esta forma de actuar, considerada excesivamente represiva, a partir de los años setenta y ochenta surgió una nueva corriente más liberal, convirtiéndose en un modelo a seguir en tiempos modernos. Sin embargo, la interpretación que se hizo de ese término, tanto por parte de los padres, pero también por algunos educadores y psicólogos, no fue siempre la correcta, ya que muchos pensaban que ser liberal o progresista significaba educar a los niños sin límites e intentar a toda costa convertirse en su mejor amigo.

Esto ha hecho que las consultas de los psicólogos estén llenas de padres que se sienten perdidos y "a punto de tirar la toalla", buscando sin mucha fe, que alguien les ayude a ver las cosas un poco más claras.

Nadie pone en duda que la educación más autoritaria tenía sus fallos. El niño obedecía muchas veces por miedo y esa no es la mejor manera de aprender. Pero tampoco era necesario pasarse al polo opuesto.

Tal vez deberíamos reflexionar sobre, qué es lo que realmente necesita un niño de hoy en día para poder convertirse en un adulto con los recursos y las habilidades necesarias para enfrentarse a su vida futura.

Y, si lo pensamos un poco en serio, llegaremos a la conclusión de que los niños necesitan unas normas, unas pautas y unos hábitos para poder llegar a ser un adulto verdaderamente libre y feliz en ese mundo que le espera ahí fuera.

© 2020 Dagmar Hofert

Dagmar Hofert

Psicóloga sanitaria col. nº 11699

(+34) 651 88 11 66

dhofert@centremedicalella.com

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram