Posts recientes
Posts publicados

EVITA EVITAR


Muchas personas sufren un malestar psicológico continuo junto con altos niveles de ansiedad. No saben realmente, por qué les ocurre esto justamente a ellos y se sienten como víctimas de las circunstancias.

Pero, al analizar su caso con más atención, a menudo uno descubre que la causa de su malestar es precisamente la solución que ellos intentan dar a su problema: LA EVITACIÓN. Existen numerosos tipos de evitación. Ante una cosa que nos produce incomodidad o malestar nuestra tendencia natural suele ser de huída. Así parece que nos libramos del problema y que nos vamos a sentir mejor. Aunque en un principio esto pueda ser cierto, a la larga siempre pasa factura.

Hay personas tímidas e inseguras que evitan sistemáticamente las situaciones sociales. Al no enfrentarse, su problema cada vez se hace mayor. Lo mismo ocurre con las diferentes fobias. Otros evitan cualquier tipo de relación sentimental por miedo a ser herido. Suelen ser personas que han tenido alguna mala experiencia en la infancia o en alguna relación anterior y que dudan de la posibilidad de recibir afecto verdadero de forma incondicional. También en el trabajo encontramos a personas que intentan siempre eludir responsabilidades. Buscan excusas para no comprometerse de manera seria en su trabajo, por miedo a no dar la talla o a equivocarse. Pero existe todavía una forma más nociva y peligrosa de evitación. Me refiero a la persona que evita incluso pensar en lo que le perturba para no enfrentarse a posibles sentimientos negativos. Tienen auténtico pánico al sufrimiento, ya que no aceptan que no siempre podemos ser felices.

Podría seguir enumerando infinitas formas de evitación, pero en el fondo siempre es el mismo mecanismo, aplicado ante situaciones diferentes. Aplicado como hipotética solución, pero siempre empeorando las cosas.

A estas alturas, todos habréis adivinado que la solución correcta sería AFRONTAR y NO EVITAR las situaciones temidas. Es fácil decirlo, pero ¿quién es el valiente que se enfrenta a una situación temida, sabiendo que de entrada esto le va a generar ansiedad y malestar?

Lo primero que hay que tener claro es que, cuanto más huyas y evites las cosas, mayor será tu malestar y tu intolerancia a la situación a largo plazo. La evitación es la causa de muchos trastornos de ansiedad y del estado de ánimo.

EVITAR nos hace pequeños, frágiles e inseguros, AFRONTAR, en cambio nos ayuda a crecer. Se trata de estar dispuesto a pasarlo mal durante un rato (casi siempre mucho más corto de lo que imaginábamos), para sentirnos mucho más seguros y capaces el resto del tiempo. Vale la pena intentarlo y, si de verdad uno no se ve capaz, con la ayuda de un profesional seguro que lo consigue.

Follow Us
Search By Tags
Archive
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2023 by Alternative Medicine

  • b-facebook
  • b-tbird
  • b-googleplus