• Dagmar Hofert, Psicóloga

DESCONFINÁNDONOS POCO A POCO



Ahora que estamos empezando con el desconfinamiento, ya casi nos habíamos acostumbrado a nuestra nueva vida.

A veces da la sensación de que el tiempo se ha parado y que estos dos meses no cuentan, son como irreales. Pero, en cambio, han seguido pasando cosas.


El mundo evoluciona constantemente sobre todo en los momentos que nos salimos de lo normal. Si hacemos siempre lo mismo, es poco probable que se produzcan cambios. Es precisamente en estos momentos inciertos e imprevisibles, cuando el orden establecido se tambalea y obliga a mirar el mundo con nuevos ojos. Y esto asusta, pero también es un motor magnífico para poner la motivación y el ingenio en marcha y hacer uso del pensamiento lateral.


Tenemos dos opciones: Centrarnos en nuestros miedos y pérdidas o, al contrario, verlo como una estupenda oportunidad para aprender y crecer.